miércoles, 25 de septiembre de 2013

Test de la figura humana de K. Machover

La tendencia a dibujar personas es una de las manifestaciones gráficas que observamos en el niño cuando le entregamos una hoja de papel y un lápiz. La mayor parte de las veces, antes de dibujar alguna otra cosa, dibujan monigotes. En este hecho se inspiró Florence Goudenoug para realizar su test de inteligencia infantil mediante el dibujo de la figura humana, realizado por los niños.
Basándose en el grado de perfección, en el equilibrio general y en la riqueza de detalles, el test de Florence Goudenoug determina el grado de inteligencia infantil.
"Lo que cada cual dibuja -dice Portuondo- está íntimamente relacionado con sus impulsos, ansiedades, conflictos internos y compensaciones características de su personalidad. La figura dibujada es, en cierto modo, una representación o proyección de la propia personalidad y del papel que desempeñe el sujeto en su propio ambiente".
Los dibujos de figuras humanas (DFH) ponen, de alguna manera en evidencia, las preocupaciones, las preferencias, las necesidades o deseos reprimidos, las frustraciones, el equilibrio o desequilibrio interior y la manera de conducirse o de elaborar el comportamiento de cara a su ambiente. Nos indica también cual es la situación afectiva del momento, en relación con el otro sexo, con su esfera profesional o con el entorno social y cuales son las razones inconscientes que determinan sus reacciones, sus actitudes, sus posturas, etc., cuando el sujeto se enfrenta consigo mismo o con sus problemas vitales.
La experiencia psicoanalítica nos demuestra que la forma de realizar un DFH, corresponde también al propio esquema corporal, es decir, a la imagen que tiene el sujeto de su propio cuerpo.
El test de Karen Machover del dibujo de la figura humana (DFH), tiene la ventaja de ofrecer economía de tiempo en su aplicación y fiabilidad en los resultados, al ser el propio sujeto quien nos ofrece, gráficamente, una proyección directa de sí mismo y de sus posibles complejos psicológicos. Por esta razón es una de las pruebas más utilizadas.







ACTITUD ANTE LA PRUEBA
Los individuos sin problemas de adaptación y con una autoimagen positiva, es decir, con plena confianza en si mismos, responden normalmente ante la prueba y comienzan la tarea de los DFH sin ningún tipo de bloqueo, lo que quiere decir que la prueba no roza cuestiones que se puedan referir a complejos con gran carga afectiva.
Se observa, en general, que las mujeres aceptan de mejor grado que los hombres el desafío que se les hace para que demuestren su capacidad creadora dibujando la pareja humana. La mayor parte de las féminas hacen lo posible por demostrar su buena disposición y habilidad, tanto en los dibujos de la pareja como en el relato o historia sobre los DFH.
En cambio, algunos individuos varones, se muestran indecisos, torpes o temerosos en salir del apuro, como si el hecho de realizar esta tarea fuese una prueba de su valía personal. Cuando se observa esta actitud, conviene recalcar que no se va a juzgar la valía del dibujo, sino la imaginación creadora, la originalidad como cada cual resuelve el tema.

Cuando, a pesar de la aclaración, el sujeto sigue en estado de indecisión pasiva, sin tomar ninguna iniciativa, es de sospechar que la conducta de tal sujeto es aparentemente adaptada y sufre de una autoimagen negativa o de fracaso. En algún caso, el sujeto trata de eludir la prueba alegando fatiga, encontrarse mal, o no saber dibujar, siendo inútil toda explicación reto o estimulo para que realice la prueba. La negación rotunda a realizar los DFH, o el intento de justificarse con cualquier excusa absurda, puede interpretarse como un mecanismo de defensa frente a la desadaptación o frente a complejos de menor valía que privan al sujeto de la sensación intima de capacidad para resolver problemas indispensables para su evolución.







Por tanto, evadir la realización del DFH o del Test de la pareja humana, es un síntoma de angustia ante la prueba de sí mismo, ante la inminencia de la revelación, no deseada, de rasgos de personalidad que el sujeto no quiere que se descubran. Puede ser también que el sujeto se defienda o tema un fracaso que no sabría aceptar.







Cuando el sujeto dibuja monigotes o figuras en forma de alambre (recurso de evasión del problema), si se le insiste en que debe hacer el dibujo completo, muchas veces se logran realizaciones más o menos buenas o logradas.







Según la Dra. Romano, la resistencia muda, no confesada, a la prueba, puede estar indicada cuando el sujeto dibuja las figuras de espaldas (expresión de huida ante una tarea que no se quiere realizar, o ante un posible castigo o recriminación de personas que representan "autoridad") Si una de las figuras del DFH está de espaldas y la otra de cara puede indicar una situación conflictiva en la pareja.







LA CALIDAD DE LOS DIBUJOS Y EL NIVEL DE MADUREZ PSICOLÓGICA

La calidad (belleza, armonía, equilibrio, soltura y originalidad de los DFH), es decir, la habilidad para representar sobre el papel las figuras tal como son mentalmente concebidas, parece estar más relacionada con la escala o nivel de maduración psicológica, que con su capacidad artística o de ejecución. Lo contrario, se da por supuesto.

Cuando el nivel de calidad del dibujo es bajo y el nivel del C.I. (cociente de inteligencia) está por encima de la media estadística, algunos autores sospechan la posibilidad de perturbaciones en la adaptación del sujeto a su medio ambiente, pero según nuestra propia experiencia con esta prueba, no siempre es así.







Tal como sugiere Enri Wallon, debemos considerar, con respecto a la facultad de la expresión gráfica, tres niveles en la etapa de evolución:
a) El nivel "motor" que corresponde a sujetos que reaccionan a partir de excitaciones o simples descargas motoras, produciendo garabatos o figuras deformadas o sin cohesión. Este nivel corresponde a una primera etapa infantil.
b) El nivel "perceptivo" en que el sujeto es capaz de trasladar al papel aquellos objetos que tiene delante de los ojos y que está percibiendo en determinado momento y
c) El nivel "representativo", que ya es mucho más evolucionado y permite al sujeto reproducir objetos anteriormente percibidos y crear nuevos objetos tomando como base otros objetos conocidos y memorizados.







Por tanto, si tenemos en cuenta estos niveles defendidos por Wallon, ser necesario considerar en cada sujeto, no sólo su memoria visual, sino también el aprendizaje recibido (estudios cursados y profesión ejercida)







Cuando el nivel de calidad de los DFH es superior al C.I., es posible que el sujeto se haya desarrollado en medios artísticos o que busque una compensación a sus minusvalías desarrollando sus cualidades como dibujante o artista. Karen Machover observó excelentes dibujos en sujetos con facultades auditivas defectuosas.







La forma como cada sujeto ejecuta los DFH, no depende sólo, como hemos visto, del grado de inteligencia. Influyen también los factores afectivos y el equilibrio de la personalidad total. En algunos casos, observaremos que algunos DFH aparecen muy inferiores en calidad de lo que los sujetos valen en realidad. Esto se puede deber a que, en el momento de la prueba, han intervenido factores afectivos de inhibición. Por eso, es conveniente pedir a los examinandos que dibujen cada personaje lo mejor que puedan. En determinados casos, no es aconsejable juzgar la inteligencia a través de los DFH.







Los DFH inarmónicos o estructuralmente pobres, suelen darse en los siguientes casos:







a) el de los sujetos que, por estar muy inhibidos, reducen su dibujo a un monigote, a un pulido esquema sin intensidad de vida, o a una figura de alambre.
b) el de los sujetos disléxicos o con fuerte carga depresiva que producen dibujos mal lateralizados, por ejemplo, con predominio del lado derecho y torpeza en el modo de resolver el lado izquierdo, o viceversa, o dibujando figuras incompletas. Este caso puede darse también en ciertos "zurdos contrariados" o en sujetos con algún padecimiento corporal, que muchas veces se niegan a hacer la prueba, sea por una actitud de defensa inconsciente o para no proyectar las propias minusvalías.







Mediante la observación de los DFH se pueden captar infinidad de problemas relacionados con el propio cuerpo. Minkowska y Corman, basándose la primera en los tipos "anal" y "oral" de Freud y Corman en sus tipos "dilatado" y "retraído", separan ambas tendencias de acuerdo con el aspecto estructural y la actitud de las figuras en los DFH.







El Dr. Corman, siguiendo a Franciska Minkowsca, en su obra "El dibujo de la familia", (página 36), describe estos tipos de la manera siguiente:







a) El tipo "sensorial" ("oral"-"dilatado"), se nota en la presencia en el dibujo de las líneas curvas, en la ampulosidad de las figuras y en su tendencia al movimiento.







b) El tipo "racional" ("anal"- "retraído") se caracteriza por la estereotipia, por la casi rigidez de las actitudes, por el aislamiento de un personaje del otro, por el cuidado extremo en el dibujo y por el predominio de las líneas rectas y de los ángulos sobre las curvas.







"Cuando se observan estos dos tipos de dibujos --dice Corman--se tiene la impresión que han sido realizados por personas diametralmente opuestas de carácter".
El Test de la Familia.


Es una herramienta insustituible y de base para explorar las dinámicas familiares, entornos, modalidades vinculares, alianzas, identificaciones, sentimientos de inclusión o exclusión respecto a la vida familiar, tales como las percibe desde su realidad psíquica la persona a quien le administramos esta técnica.

Podemos integrar la con el test de la casa y el dibujo del plano de la casa para profundizar aun mas estas percepciones.

Es decir mas allá de que para graficar una familia (mas allá del tipo de consigna que utilicemos), la persona debe construir sus dibujos con determinadas características formales tales como trazo, emplazamiento de cada figura, tamaño, detalles, simetría, proporción etc., el análisis de lo inferido nos remitiría a aspectos nucleares de la personalidad del analizado, tales como extraversión o introversión, inteligencia, expansión, tipo de emocionalidad, sentimiento autoestimativos… que si nos aportarían las técnicas graficas mencionadas, en el Test de la familia, al igual que en el de las dos `personas las pautas formales solo servirían para vehiculizar la naturaleza y los sentimientos del evaluado que se activan frente a la realidad familiar.

También es importante reflexionar que si no siempre la familia funciona tal como la persona la grafica, no obstante es en realidad, su realidad psíquica, para el por alguna razón su familia funciona así.

Por esta razón en la secuencia de una batería podemos administrarla luego del Bender según la batería que hayamos seleccionado.

Por otra parte es importante destacar en que casos es necesaria su inclusión en la Batería psicodiagnostica y en cual casos no seria imprescindible.

1) en el ámbito clínico, particularmente si el motivo de consulta tiene como elemento menciona disfunciones familiares (clima familiar de violencia, hostilidad, o bien desafectivizado, o muy sobreprotector). Problemas de pareja….

2) En la orientación vocacional, siempre y cuando se vislumbre una importante interferencia de los padres en la elección vocacional, o el lugar de algún hermano como destacado, etc.)

3) En el ámbito forense sobre todo en caso de tenencias, adopciones, violencia familiar, abuso sexual y causas por drogas.

Donde no es imprescindible su inclusión en el ámbito laboral pues no nos aportaría información relevante respecto a la aptitud para cubrir un determinado puesto.

No obstante siempre habrá excepciones, sobre todo cuando por alguna razón el motivo de la evaluación psicodiagnostica no recaiga en las características de personalidad del sujeto su autoestima o su estructura psicopatológica, sino en su forma y actitud comportamental respecto a los otros, cuando la observación recae en mayor medida por la relación sujeto familia, familia sociedad (ej. familias problemáticas socialmente)

Como cierre de estas reflexiones y porque consideramos que nunca esta demás recordemos algunos datos esenciales del origen, autor y consigna base de esta técnica tan interesante.

Su autor y pionero en esta técnica ya que luego se sumaron otros autores con otras propuestas de consignas, fue Louis Corman en 1961 publica en París, junto con sus colaboradores, el “Test del Dibujo de la Familia”, cuyo objetivo era explorar la adaptación del niño al medio familiar.

Corman a quien le debemos también un importante desarrollo en la técnica del Garabato, considero al dibujo de la familia como un medio libre de expresión, dónde el niño podría crear y recrear su visión del mundo que lo rodea, informándonos acerca de los aspectos de su personalidad que se ponían en juego en su vida familiar.

Así el niño podría proyectar al exterior tendencias reprimidas en el inconsciente y de ese modo revelarnos sus verdaderos sentimientos.

La interpretación del test la realiza basándose en las leyes de la proyección que también son base de otras técnicas proyectivas gráficas.

Respecto a la población en donde se aplica: en niños a partir de los 5 o 6 años a adultos de toda edad.

Materiales para su administración: Son simples, pues solo necesita- mos lápiz y papel. El lápiz tiene que ser como en los otros test gráficos Faber o similar H2B (mina semiblanda), la hoja tamaño carta.
Importante la hoja la entregamos en forma apaisada (horizontal), se permite al evaluado usar la goma de borrar, para ello no decimos nada pero la colocamos delante de la hoja en el medio del escritorio (entre el entrevistador y el evaluado) para que de necesitarla el sujeto la tenga a su alcance

Consigna base: “Te pido o le pido ahora que dibuje a su familia”

Otras consignas posibles:

Dibuje/a una familia o bien a veces en niños pequeños podemos decirle ”... “Imagina una familia que tu inventes y dibújala”.

Dibuja tu familia haciendo algo (Familia Kinética) (autores 1972, Robert C. Burns y S. Harvard Kaufman)

Dibuja a tu familia dentro de 5 años (familia kinética prospectiva)

El utilizar una u otra forma de consigna dependerá de lo que necesitemos explorar.

Luego, una vez que el evaluado concluye su dibujo debemos requerir algunas aclaraciones ejemplos:

v v “¿Me podes explicar esta familia que dibujaste?”. ¿“quienes son cada uno, podes colocar el nombre arriba?

v v ¿Dónde imaginas que están?”,

v v “¿Qué hacen allí?”.

v v “¿Cuál es el más bueno de todos en esta familia?, ¿por qué?.”

v v “¿Cuál es el menos bueno de todos en esta familia?, ¿por qué?.”

v v “¿Cuál es el más feliz?, ¿por qué?”.

v v “¿Cuál es el menos feliz?, ¿por qué?”.

v v “¿ Y tú en esta familia a quién prefieres?”.

Tratando de ver a través de las respuestas las preferencias e identificaciones que realiza. Queda por supuesto abierta la posibilidad de incorporar otras preguntas por parte del administrador, según la situación, si fuesen necesarias.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

El TAT es una prueba proyectiva en la que, como en el test de Rorschach, su evaluación del sujeto está basada en lo que él o ella proyectan sobre las imágenes ambiguas. Por lo tanto, para completar la evaluación, cada narrativa creada por el sujeto debe ser cuidadosamente grabada y analizada para descubrir necesidades fundamentales, actitudes , y patrones de reacción.

Aunque muchos profesionales clínicos no usan un sistema formal de puntuación, varios sistemas de puntuación han sido desarrollados para el análisis de las historias de TAT, sistemática y consistentemente. Dos métodos que son en la actualidad usados en investigación son:
  • Manual de Mecanismos de Defensa DMM. Este evalúa tres mecanismos de defensa:
  • Negación (menos maduro)
  • Proyección (intermedio)
  • Identificación (más maduro).
  • Los pensamientos/sentimientos de una persona son proyectados en historias enredadas.
  • Relaciones Objétales y Cognición Social SCOR. Este evalúa cuatro diferentes dimensiones de relaciones objétales: Complejidad de Representación de Personas, Clase de Sentimiento en Paradigmas Relacionales, Capacidad para Involucración Emocional en Relaciones y Estándares de Moralidad, y Comprensión de Causalidad Social.

 

TEST DE APERCEPCION TEMATICA - TAT

El TAT es popularmente conocido como la técnica de interpretación de imágenes por que se utilizan una serie de imágenes ambiguas con las cuales al sujeto se le pide que cuente una historia.
El sujeto es indagado para que cuente historias dramáticas que puedan presentarse en cada imagen, incluyendo lo siguiente:
  • ¿Qué pasó para que se presentara la situación?
  • ¿Qué esta pasando en el momento?
  • ¿Qué sienten y piensan los protagonistas?
  • ¿Cual fue el resultado de la historia?
Si estos elementos son omitidos, particularmente por infantes o individuos de bajas habilidades cognitivas, el evaluador puede preguntarles directamente.

Son 31 Laminas de Imágenes en la forma estándar del TAT. Algunas de las laminas muestran figuras masculinas, algunas femeninas, algunas ambas figuras: masculinas y femeninas, algunas de género ambiguo, algunas adultos, algunos niños, y otras muestran figuras no humanas del todo. Una lámina esta completamente en blanco. Aunque las laminas fueron originalmente diseñadas para igualar a los sujetos en términos de edad y género, cualquier tarjeta pueden ser usada en cualquier persona. La mayoría de los practicantes usan un conjunto de aproximadamente diez laminas, también usan las que sienten que son mas utilizadas, o las que creen que estimularan la expresión de relevantes conflictos emocionales del sujeto a su determinada historia y situación.
El Test del árbol
Es, sin duda, uno de los instrumentos proyectivos más simples de efectuar por parte de niños, jóvenes y también adultos. Normalmente no hay las resistencias que pueden aparecer con el test de la familia u otros que representan figuras humanas.

Dibujar un árbol es, a simple vista, inofensivo, inocuo, poco intrusivo, por tanto, suele ser muy bien aceptado, incluso para aquellos niños que no dibujan bien.

Pero detrás de la simpleza del árbol van apareciendo plasmados en el papel los diferentes elementos básicos que configuran la estructura del propio “yo”. El árbol toma la personalidad del autor y nos deja contemplar la riqueza de su paisaje personal y sus matices. Es un lienzo único que refleja la verdadera esencia de quien lo ha dibujado.

2- Forma de aplicación
Puede aplicarse a cualquier edad, si bien, en el caso de los niños más pequeños, es a partir de los 5 o 6 años, coincidiendo con la consolidación de las habilidades básicas de dibujo, cuando adquiere mayor relevancia ya que es cuando el árbol aparece con todos sus elementos.

Necesitaremos papel en blanco, lápiz, goma de borrar y podemos también incorporar lápices de colores.

Se invita al niño a que efectúe el dibujo de un árbol cualquiera, el que él desee y se le da la posibilidad de colorearlo si quiere. No hay que darle ninguna idea acerca de cómo debe ser el árbol. El niño debe plasmarlo sin ninguna influencia externa. Si efectúa alguna pregunta o tiene dudas insistir en las instrucciones: “Puedes dibujar el que tu quieras y como desees”.

No existe límite de tiempo para su ejecución.

3- Elementos nucleares de análisis
a) Raíz y suelo

Las raíces representan un elemento de vital importancia. Tienen la doble función de proveer de alimento y energía al árbol a la vez que le sirven de firme sostén adentrándose en las entrañas de la tierra. Constituyen también el elemento oculto. La transición entre las emociones más intimas y el mundo exterior.

La raíz suele asociarse a la parte más instintiva, de sentimientos más primarios, correspondería a lo que Freud denominó “Ello”.

El suelo constituye el principio de contacto con la realidad. Es el punto desde el que el tronco emerge para sobrevivir en el medio externo.

A partir de los 9 o 10 años (antes suele ser omitido) el trazo de un suelo firme puede asociarse a firmeza, seguridad, convicción en las ideas propias. Contrariamente, cuando el suelo no está presente significaría, inestabilidad, inseguridad, dudas, falta de arraigo, necesidad de encontrar su propio espacio.

Unas raices proporcionadas y bien dispuestas en la base del tronco suponen seguridad, buen contacto emocional con la familia. El niño se siente querido. Cuando se omiten (a partir 8 o 9 años aprox.) y en función del tamaño del tronco, pueden señalar fragilidad, temor, miedo al mundo externo.

b) Tronco
Es el elemento más identificado con el “Yo”. En él han de plasmarse la percepción que uno tiene de sí mismo y también el grado de seguridad o confianza que se tiene para afrontar los retos del mundo externo. Los troncos débiles, estrechos, irregulares, bajos o deformes muestran un carácter débil, influenciable, que afronta con temor un mundo externo que es asumido como hostil. Por tanto, el tronco débil puede ser un indicador de problemas emocionales.

Muchos niños con grandes carencias afectivas o que han sido objeto de maltratos, suelen pintar un tronco con un agujero en medio para simbolizar inconscientemente su vacío emocional (ver el árbol 3).

c) Las ramas y la copa
Las ramas, las hojas y demás elementos de la parte superior del árbol constituyen las estructuras que se alzan sobre el tronco (sobre el “Yo”) y revelan la calidad e intensidad de las relaciones hacia el mundo exterior. Puede interpretarse como símbolo de los brazos y de la dirección de las aspiraciones. También del estado de ánimo actual.

Según su forma nos describirán a una persona que se adapta al exterior, se comunica eficazmente con los otros o, por el contrario, adopta una posición de retraimiento y defensa de su propio ego ante las amenazas externas.

En algunos dibujos (en especial, la de los niños más pequeños) las ramas pueden ser sustituidas por la copa. En otros aparecen conjuntamente. La copa, según algunos autores (Mauricio Xandró en Tests Gráficos), se relaciona con el autoconcepto y el mundo de las ideas. En este elemento se reflejarían además posibles conflictos actuales.

4- Aspectos previos a considerar
Conviene que tengamos claros una serie de conceptos antes de intentar descifrar los signos que nos desvela el Test del Árbol.

1º- La interpretación de un dibujo debería basarse en aproximaciones estadísticas, es decir, en que la presencia de una determinada característica del dibujo se asocia con una elevada probabilidad de presentar un rasgo de temperamento o personalidad concreto.

No obstante, en este tipo de test cobran especial relevancia las explicaciones psicoanalíticas al identificar las diferentes partes del árbol (raices, tronco y ramas) con las estructuras freudianas del ello, yo y superyo.

Independientemente del sistema que utilicemos, hay que ser prudentes en la interpretación de estas pruebas. Los datos deben analizarse en conjunto y no tan sólo individualmente. Hemos de tener en cuenta, además, que el niño es un ser en desarrollo, en constante cambio y no siempre es fácil determinar qué piensa y por qué actúa de determinadas maneras, incluido cuando dibuja. Sin embargo, esta reflexión no debe hacernos perder de vista la gran utilidad de estas pruebas como canal comunicativo y de conexión con el mundo interior infantil.

2º- Las diferentes características del niño que podemos ir suponiendo del análisis de esta prueba, sólo tiene validez en tanto en cuanto sean complementadas con otras pruebas u observaciones. Por lo tanto, sólo nos permiten formular hipótesis de trabajo que luego debemos contrastar con otras pruebas. La peculiaridad de cada niño, de cada caso, hace muy difícil establecer el mismo significado incluso para dibujos muy parecidos. De aquí la necesidad de este tipo de pruebas sean subordinadas o complementarias de otras más objetivas.

3º- Las interpretaciones del dibujo deberán tener en cuenta la edad del niño. Una misma característica puede tener diferentes significados según la edad

miércoles, 11 de septiembre de 2013

TEST DE FRASES INCOMPLETAS DE SACKS


SACKS SENTENCE COMPLETATION TEST SSCT



FICHA TÉCNICA

- Autor: Joseph M. Sacks y Sidney Levy.

- Área: Clínica/Educativa/Laboral

- Categoría: Prueba proyectiva.

- Objetivo: Medir las emociones del individuo en cuanto a su familia, sexo, relaciones interpersonales y auto concepto. Relación con compañeros de trabajo, con figuras de autoridad, figuras del sexo opuesto y aspiraciones.

- Aplicación: Individual, auto aplicación, colectiva.

- Tiempo: Variable, 30 minutos.

- Edad: Niños, adolescentes y adultos (varía forma)

- Material: Hoja de respuestas, lápiz, borrador.

- Interpretación: Mixta - Juicio clínico.



MÉTODO DE FRASES INCOMPLETAS:

Método de frases incompletas Las frases son disparadores o gatillos emocionales La respuesta por escrito es susceptible a defensas Alentarlos al “primer pensamiento”. Reactivos difíciles “marcados”, Diferentes temas y áreas, mezcladas


VERSIONES DEL SSCT:

Versiones del SSCT

Niños (4 a 12): 55 ítems

Adolescentes (13 a 17): 56 ítems

Adultos (18 en adelante): 60 ítems



ÁREAS Y TEMAS CLÍNICOS:

1. AREA DE LA FAMILIA Relación con la madre Relación con el padre Relación con el núcleo familiar

2. AREA SENTIMENTAL Y SEXUAL Actitud hacia las mujeres Actitud hacia los hombres Actitudes hacia las relaciones sexuales Actitudes hacia las relaciones sentimentales

3. AREA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES Actitudes hacia los amigos y pares Actitudes hacia los superiores Actitudes hacia los subordinados

4. AREA CONCEPTO DE SI MISMO Temores Sentimientos de culpa Habilidades Pasado personal Futuro



APLICACIÓN DEL SSCT:

Rapport Consigna:

“A continuación encontrará 60 frases incompletas, lea cada una de ellas y complételas escribiendo lo primero que se lo ocurra. No hay respuestas correctas o incorrectas, lo importante es que sea lo más sincero posible. Trabaje lo más rápido que pueda. Si no puede completar un ítem, encierre el número en un círculo y vuelva a él más tarde”
INTERPRETACIÓN DEL SSCT:


Interpretación del SSCT

1. Reunir las respuestas de las 4 áreas, referentes a cada una de las 15 actitudes o vectores, separándolas por áreas.

2. Graduar la perturbación emocional existente o no del examinado, con base a los siguientes criterios cuantitativos:

PTJE CATEGORIA

2 Seriamente perturbado; parece necesitar ayuda terapéutica para manejar los conflictos emocionales en esta área.

1 Levemente perturbado: tiene conflictos emocionales en esta área, pero parece capaz de manifestarlo sin ayuda terapéutica.

0 Ningún trastorno significativo observado en esta área

X Se ignora – pruebas Insuficientes

3. Realizar un breve resumen interpretativo.



INTERPRETACIÓN DEL SSCT:

Pienso que mi padre es UN HOMBRE EJEMPLAR Pienso que la mayoría de las mujeres SON UNAS CABRONAS Lo que menos me gusta de las mujeres SUS CELOS Mi vida sexual SATISFACTORIA Me gustaría trabajar con personas que ME DESAFÍEN Sé que es una tontería, pero tengo miedo DE VIAJAR EN AVIÓN Daría cualquier cosa por olvidar TODA MI NIÑEZ


EJEMPLO DE INTERPRETACIÓN DEL SSCT:

ITEMS PUNTAJE


Pienso que mi padre es UN HOMBRE EJEMPLAR 0

Pienso que la mayoría de las mujeres SON UNAS CABRONAS 2

Lo que menos me gusta de las mujeres SUS CELOS 1

Mi vida sexual SATISFACTORIA 0

Me gustaría trabajar con personas que ME DESAFÍEN 0

Sé que es una tontería, pero tengo miedo DE VIAJAR EN AVIÓN 1

Daría cualquier cosa por olvidar TODA MI NIÑEZ 2